La madre de Marco

30 mayo 2007

En pompeta

Lo tenía que contar. Nos han suplicado que no lo difundamos, pero ni amenazado por un comando nazi podría reprimirme. El escenario: martes, 9.00 de la mañana, cara de sueño, 15 alumnos de un máster en una minúscula habitación del edificio de una institución muy señoreada. Aparece una profesora guapita, delgadita, repija, con bolso de marca, traje de chaqueta y cara de Legionaria de Cristo Rey, esa especie de club selecto que engrosan Acebes y compañía; lo mejor de cada casa, vamos.

Doña Marta se presenta: trabajadora de la empresa pública X, especializada en Z y dispuesta a impartir un temario sobre Patentes, Marcas y Propiedad Intelectual. "Vale, pues me alegro", pensamos. Enciende su portátil, conecta el cañón (un invento del maligno, porque funciona faltal, que proyecta el contenido del ordenador sobre una pantalla gigante). Se gira hacia nosotros, pulsa un botón y... ¡¡¡¡¡¡¡¡¡tachán!!!!!!!! Sobre la pantalla aparece la susodicha, inmortalizada en una erótica fotografía: desnuda, a cuatro patas, sobre una cama, con las perolas desafiando la ley de la gravedad, el culo en pompa (incluida la marca de haber tomado el sol en tanga) y una cara de "aquí me las den todas". Eclipse de sol, de luna y de bombillas.

Desconcertada al ver nuestros caretos (que debían de ser de aúpa), la señorita se gira y comprueba que, quién sabe por qué motivo, en la pantalla no aparece el temario, ni una puñetera mención a las patentes, sino su grácil cuerpecito al más puro estilo Marilyn, en homenaje a 30 años de Interviú, como una postal de sex-shop, rindiendo tributo al voyerismo más intrincado. Se quiso morir, disimuló, se le encendieron los pómulos, tapó el objetivo, nos mandó al pasillo, rectificó, se preguntó en voz alta "qué hace esto aquí", se corrigió a sí misma ante tan absurda pregunta, sudó, tartamudeó, se alisó el pelo, logró desactivar el computer y... como si tal cosa, con total naturalidad, deslizó un: "Bueno, ya tenéis una anécdota. Vamos a empezar el temario...".

Pues no, Marta. Has sido el comentario malévolo de 200 estudiantes de esa señoreada institución durante la última semana y media. Has alegrado el fiestorro en la boda de dos grandes amigos malagueños (le conté la anécdota hasta al cura...). Te has colado en el anecdotario popular porque, hija mía, por todos los dioses que pueblan el Olimpo: ¿¿¿¿a quién gaitas se le ocurre dejar tus fotos en bolas, en pompeta (como diría mi amigo Antonio, el mayor filósofo urbano que conozco), en pose tan extremadamente lidivinosa, en el escritorio del portátil??? Con lo traicioneras que son esas cosas...

Ahora te veo con otros ojos. No me hables de patentes, ni de marcas... Marta, lo que deberías patentar es la sombra del tanga.

10 Comentarios:

  • UUUUUPPPPPSSSSSSS. Pues quizá lo hizo a propósito para captar la atención. Voy a tener la misma treta con los alumnos que no hay forma de que se concentren en lo que digo. Quizá tendríamos que armar las presentaciones en power point con algunas imagenes llamativas. Mejoraría la vida en el trabajo.
    Me reí mucho con tu post. Saludos!

    By Blogger Cuquita la Pistolera, at mayo 30, 2007 10:37 p. m.  

  • Yo creo q si sale ahi era porque aunque no fue a proposito, en el subsuelo de sus intenciones le hacia no se si ilusion, morbo, placer, o afrodita sabe que, pero ese tipo de cosas suelen tener razón. Me parece muy bien la manera de salir del paso, pero una hora escuchandola, bufffffff no se yo si me hubiera quedado tanto tiempo en clase... o quizas si, pero sin estudiar clar...

    BENDITOS SEAN LOS ERRORES
    LOS PECADOS QUE SALEN A LA VISTA
    LAS FOTOS QUE RETRATAN EL MOMENTO
    LAS GEOMETRIAS SIN ARISTAS
    LAS ANECDOTAS QUE NO SON CUENTO
    LAS CURVAS QUE PRODUCEN MIL SUDORES.

    saludos...

    By Anonymous Anónimo, at mayo 30, 2007 11:09 p. m.  

  • Buenísima la anécdota.
    Un beso.

    By Blogger CRISTINA, at mayo 31, 2007 1:28 a. m.  

  • La verdad que cada día flipo más en colores, ¿estamos locos o qué? Muy bueno este post si señor.

    Besitos.

    By Anonymous fontan, at mayo 31, 2007 2:39 p. m.  

  • Menuda sangre fría que mostró Martita!
    Y no os partisteis todos de risa? Yo creo que después no podría haber parado de reir, ni escuchado absolutamente nada de patentes, ni marcas... qué fuerte!
    Desde luego que ya no te olvidas de sus clases. Recomiéndanos el máster, no????
    Un beso y que siga el máster tan divertido!!!

    PD. La poesía en Portugués es de la escritora brasileña Lenise Resende. Si te gusta, puedes encontrar más cosas en http://www.lendoerelendo.com/

    By Blogger Bea, at mayo 31, 2007 9:39 p. m.  

  • Genial anécdota.
    Más genial tuvo que ser la fotografía. Maldito tú que la pudiste disfrutar.
    No inventé la expresión 'en pompeta', aunque la uso con orgullo.
    Y con más orgullo realizaría la labor pompetil el marido de la susodicha retratada.
    Saludos desde la tierra de los boquerones, compañero de batallas.

    By Anonymous El amigo Antonio, at mayo 31, 2007 10:32 p. m.  

  • Jajaja..buenísimo el post, tanto como la expresión "en pompeta" que con el permiso de tu amigo antonio comenzaré a utilizar..saludos

    By Anonymous Anónimo, at junio 01, 2007 6:58 p. m.  

  • Tú tienes un peligro...

    By Blogger Carlitos Sublime, at junio 04, 2007 2:06 p. m.  

  • no me digas que estás en la CEA!!! qué pequeño es el mundo...

    By Blogger Caronte, at junio 16, 2007 11:51 a. m.  

  • Para los que no crean la historia del autor, que es bastante increible, doy fe de que todo es absolutamente cierto. Spy compañero de master del genio que escribe en el blog. Lo que es cierto es que me he vuelto a reir todavía con más fuerza al leerlo.
    Que bien lo pasamos ese día. La mejor anecdota de nuestras vidas, sin duda.

    By Anonymous miguelon, at junio 20, 2007 5:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio