La madre de Marco

29 enero 2007

Pues a mí me da miedo, oye...

No sé cómo se llaman los niños de la imagen de la derecha. No sé qué han desayunado, ni qué van a cenar, ni si saben que existo. Sólo sé, por la información de la fotografía, que son iraquíes, de confesión chií, y que celebran su fiesta grande, la Ashura, que conmemora el martirio del imán Husein, nieto de Mahoma.

Puede que no sea políticamente correcto, pero, oye, no lo entiendo. Me espanta que un inquilno de la Casa Blanca decida de buena mañana invadir otro país, pero también que en esa recóndita esquina del planeta haya sujetos que vistan de blanco a sus hijos para que, después de abrirles brechas en la cabeza con machetes, la sangre destaque aún más sobre sus ropajes. Me aterra, justo en la misma proporción que cuando, de pequeño, contemplaba los pies destrozados de los penitentes que, en Semana Santa, alentaban el séquito del Medinaceli en mi ciudad natal. Mismo martirio, idéntico dolor, credos opuestos.

Siento pánico ante el radicalismo de la religión. Y más aún cuando parecía desvanecerse, pero se ha torcido el camino, y en lugar de reducirse al ámbito privado, el corralito que nunca debió desbordar, se nos cuela hasta el tuétano. Me dan escalofríos el Opus Dei y los Legionarios de Cristo Rey, pero tampoco me inspira más confianza la mirada del niño de la fotografía, al que seguro que alguien le ha susurrado al oído durante los últimos ocho o nueve años que un sujeto como yo, del que nunca ha oído hablar, soy un enemigo con el que justificar la Yihad. Veo odio en sus ojos y eso, políticamente correcto o no, me aterra. Y mucho.

6 Comentarios:

  • Que horror, te aseguro que también me da miedo, esto me asegura pesadillas esta noche, ¿es posible que un corazón tan pequeño pueda albergar tanto odio?.

    Saludos y gracias por tu visita

    By Anonymous JAMV, at enero 30, 2007 2:43 p. m.  

  • Qué asco de tanto odio, ¿verdad? Y no sólo el de estas criaturas, inocentes víctimas de la manipulación que sobre ellos ejercen sus padres, la sociedad, etc., sino también el que profesan a cada palabra Jiménez Losantos, Rajoy, Acebes, los títeres de ETA y toda esa gentuza que no nos deja vivir en paz.

    A mí me aterran todos ellos, y la necesidad que a veces siento de escapar. Me aterra que Sánchez Dragó presente el informativo nocturno de TeleAguirre, aunque me reconforto pensando que no puedo verlo en casa. Y sobre todo, me aterra que tus libertades y las mías puedan verse limitadas por los niños de las fotos, el Papa de Roma, el gobierno o la oposición.

    Una mierda para todos ellos, y ¡¡¡¡viva la libertad!!!!

    Saluditos, Craso

    Carlitos

    By Anonymous Carlitos Sublime, at enero 30, 2007 6:03 p. m.  

  • Por eso siempre he defendido la ética, el respeto hacia los otros, normas de convivencia, maneras y hábitos saludables. La religión siempre han sido caldo del cultivo del radicalismo y el odio.
    Creo que cada uno en su casa que ejercite el derecho a ser de la religión que quiera, pero en la vida comunitaria debería abogar la convivencia, sin credo ni religiones, sólo el respeto.

    By Anonymous aguadevida, at enero 31, 2007 9:38 p. m.  

  • Pero es que esto no es una religión. Es una locura.

    Un saludo. :-)

    Lux

    By Blogger Lux, at febrero 03, 2007 5:20 p. m.  

  • El odio infundado es muy absurdo, pero cuando se hace esto con niños... que crueldad!
    Saludos

    By Blogger Bea, at febrero 05, 2007 9:42 p. m.  

  • He visto que ahora hay unos "peones negros" que son los que sostienen la teoría de la conspiración del 11M. Qué fuerte y que mal suena eso de "peones negros"!! Los fachas empiezan a dar la cara...!

    Coicido con Carlitos sublime y añado a PedroJ. el personaje más nefasto de la vida pública española, añado. Ha hecho de la manipulación su modo de vida.

    By Anonymous Iago, at marzo 13, 2007 1:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio