La madre de Marco

02 marzo 2007

Lo más simple



En este casi mes de ausencia (tenía plantas que regar, una perra a la que educar, una familia a la que atender embutido en mi papel de digno anfitrión...) se me han ido dos desconocidos. Desayuna uno rastreando hojas de periódicos y se topa con la sección de Obituarios, una de las escasas que escapan a la bronca política (más que nada porque Acebes y compañía tendrían difícil negar que el muerto ha pasado a mejor vida, aunque siempre queda el rescoldo de establecer conexiones con el ácido bórico, y tal...). Y en ese recuadro fúnebre me informan de que, con un invervalo de apenas dos días, le han colocado un traje de pino a los insignes inventores del futbolín y del mando a distancia. Ayyy, se nos van los mejores (mi abuela dixit).

Leí sus nombres, pero reconozco que no los recuerdo, más que nada porque en mi vida los había escuchado. Me sé de carrerilla, en cambio, la identidad del inventor de la apología del fascismo (Arnaldo Otegi), del inventor de los gallos bucales asilvestrados (entiéndase David Bisbal) y de la inventora del mangazo (abran aquí un abanico que se extienda desde Massiel hasta Ana Obregón, pasando por Marujita Díaz). Triste.

Sólo pido un céntimo de euro por cada futbolín que puebla la geografía cervecera de este sacrosanto país. Y otro por cada mando a distancia golpeado por dedos regordetes en salas de estar (en mi salón hay cuatro, perfectamentes alineados en vertical, como balas catódicas). Amasaría la fortuna de Onassis. Y de estos dos pobres fiambres, sin embargo, no se va a acordar ni la funeraria que les ha dado pasaporte. El último, que apague la luz.

5 Comentarios:

  • ¿Y al que inventó el helado de tiramisú, qué teníamos que hacerle? ¿Y al fundador de Rayas? ¿Y al que descubrió los palos de nata?

    Ayyyy... cuánta buena gente nos ha dado la historia...

    Abracitos, Craso.

    Carlitos

    By Blogger Carlitos Sublime, at marzo 05, 2007 1:30 p. m.  

  • Voy leyendo tus escritos recientes y otros más antiguos. Me ha "tocado" mucho el de "Mis primos ganan"; cuando a las consecuencias del terrorismo, el mayor despropósito que sufrimos, se le ponen caras conocidas, a uno se le hiela la sangre.
    Y, en cuanto a tu primer post, sí, definitivamente fue terrible lo de Marco y su madre y los Apeninos y los Andes y todo. Yo, además de la serie, me hice el álbum. No te digo más.
    Un beso, Craso.

    By Blogger CRISTINA, at marzo 07, 2007 12:49 a. m.  

  • Hola, Craso! Todo bien?
    No conocía tu blog. Pero voy leyendo mucho lentamiente, contodo voy lerlos todos. La primera impressión es buena.
    Gracias por lo que escribes

    By Blogger david santos, at marzo 07, 2007 4:09 p. m.  

  • Que he visto esta noche en la tele a una de tus ministras ""favoritas"": Carmen Calvo.
    Mejor me ahorro los comentarios.
    Besos

    By Anonymous cristina, at marzo 13, 2007 11:48 p. m.  

  • Pues tu abuela tiene razón: se nos van los mejores. Siempre nos dan a conocer a gente chorra (como la ministra) y la gente importante está en la sombra. Espero que cuando la generación que nos sigue no tenga nada que darnos, empiecen a salir a la luz, más vale tarde que nunca.
    Me ha encantado este post.
    Un beso

    By Blogger Bea, at marzo 19, 2007 8:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio