La madre de Marco

14 febrero 2006

San Valentón

Que sí, es un camelo comercial. Vale, bordea el absurdo. De acuerdo, es una infiltración capitalista en el tuétano de la privacidad, la única parcelita que creíamos que podía salvarse de la trilogía compro-vendo-arriendo. Y mucho más. Pero como servidor está harto de todo eso pero también de la legión de protestadores que últimamente me invade sin pedir permiso, hoy me permito la licencia de dejarme llevar por la marea y desearos, simplemente, feliz día de San Valentín.
Y si no os gusta, pues celebráis San Valentón, que debe de ser algo así como una versión ogro de su primo cursi. Es lo que hay. Es lo que tiene.

3 Comentarios:

  • Yo, mira tú por dónde, este año he estado sensiblón (como San Valentón) con este tema: miraba las flores en los escaparates, babeaba con la gente que llevaba un ramillete o una rosa para sus parejas, etecé, etecé. Pero nada, Chema es como el novio de la pija de Aquí no hay quien viva. Si tú dices San Valentín, el se caga en los muel del Cortinglé. Snif!
    Saludillos, Craso.
    Carlitos

    By Blogger Carlitos Sublime, at febrero 15, 2006 4:34 p. m.  

  • Pozí, reniego de las celebraciones prefabricadas, y de esta especialmente y hasta extremos integristas. Lo siento, no lo puedo evitar.

    Carlos, hijo, tú no estés triste, que quedan muuuuchos días en el año.

    Saludos, Craso, y ánimo con el blog, que parece que te has animado otra vez.

    By Anonymous Chema, at febrero 15, 2006 7:48 p. m.  

  • Hola Craso... No comento nada porque no he tenido tiempo de leer nada. Simplemente te animo a que sigas con el blog: prometo visitarte y comentar lo que se me ocurra.

    By Anonymous amparo, at febrero 20, 2006 1:14 a. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio